DOSSIER PRENSA - MODELO CARTA | Acciones contra los mitos del autismo

DOSSIER PRENSA - MODELO CARTA



Texto base para enviar a los medios cuando se utilice el término "autismo" de forma peyorativa:

Estimados amigos:

Me dirijo a ustedes porque (Aquí se ponen los datos del periódico, radio, periodista o líder de opinión que haya utilizado el término autismo de forma peyorativa como una breve introducción)

Las personas con autismo sienten, interactúan, se comunican –con o sin lenguaje-, comparten y son luchadores natos que se esfuerzan a diario. Como madre de un niño con autismo les pediría que dejen de utilizar el término autismo en ese sentido negativo, pues es una forma de contribuir a la discriminación  y a la exclusión de todos los afectados por este síndrome. Por favor, reflexionen sobre ello. Gracias.

Y les envío la carta que desde el Grupo Acciones contra los mitos del autismo hemos preparado por un tratamiento digno del autismo, sin mitos ni usos peyorativos.

Uso y abuso del término “autismo”
Estimados amigos:

A pesar de los esfuerzos que muchísimas personas y entidades estamos realizando para erradicar la asociación de autismo con “ausencia de interacción social”, “aislamiento en su propio mundo” o “incapacidad de sentir”, entre otros mitos y falsedades, cada vez son más los periodistas, políticos o líderes de opinión los que con ligereza se suman al uso abusivo del término “autista” para descalificar.

Entendemos que no hay mala intención, sino desconocimiento. ¿Por qué hace falta recurrir –y herir con ello la dignidad- a un colectivo de personas para atacar y descalificar a otra persona o colectivo? Agradeceríamos utilizaran la amplia adjetivación existente para expresar los conceptos que se pretenden  transmitir sin acudir al uso de la palabra "autismo". 

Autismo no es sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo. Las personas con autismo sienten, interactúan, se comunican –con o sin lenguaje-, comparten, son luchadores natos que se esfuerzan a diario y les es difícil entender la ironía, los juegos de palabras o la mentira –pero hasta eso aprenden en muchos casos con la estimulación adecuada-. Si se conociera la realidad del autismo, a nadie se le ocurriría más que asociar autismo con “superación”, “esfuerzo”, “nobleza” o “sensibilidad”.

La prevalencia del autismo hoy en día es lo suficientemente significativa como para promover acciones de información y sensibilización, con afirmaciones que se apoyen en evidencias científicas y ajustadas a la realidad. Según el Instituto de Salud Carlos III, uno de cada 150 niños presenta algún trastorno dentro del espectro. Hay más de 300.000 afectados en España y 67 millones en todo el mundo.

Por esta razón, celebramos cualquier intento de comprensión del autismo desde los medios de comunicación y la sociedad en general. No es una enfermedad, sino un síndrome que afecta de manera diferente a cada persona. Hoy en día, los avances se producen siempre y, muchas veces, a pasos de gigante. Con una estimulación adecuada, cuanto más intensa mejor, evolucionan hacia metas impensables hace unos años. Por eso, deberíamos luchar todos juntos para favorecer la inclusión.

De hecho, incluso la Real Academia de la Lengua acaba de modificar la definición de autismo que hasta ahora figura en su diccionario, y está previsto que aparezca en la edición impresa de 2014.


No queremos robarle más tiempo, pero sí proponerle que nos ayude a acabar con los prejuicios, los mitos o los usos peyorativos que a nosotros nos duelen, además de ser un obstáculo terrible para los afectados y su inclusión. Estamos a su disposición si desea informarse o escribir sobre el autismo.


Un abrazo,(tu nombre aquí) 
Grupo Contra los Mitos del Autismo

PD. Agradeceríamos le transmitieran esta información a (el autor). Asimismo, le recomendamos la lectura de la "Nueva Guia de Estilo para los medios de Comunicación", así como su distribución entre los redactores, con el objetivo de evitar futuros artículos desafortunados. http://www.aetapi.org/biblioteca/documentos_aetapi/protocolo_comunicacion.pdf

(Solicitamos que se modifique el artículo o se retire).


Recomendamos la lectura de la "Nueva Guia de Estilo para los medios de Comunicación".
Enlace para leer las guías de estilo
Enlace en Autismo Diario


Modelo de carta al director
Uso y abuso del término “autismo”

Estimado señor director:

A pesar de los esfuerzos que estamos realizando para erradicar la asociación de autismo con “ausencia de interacción social”, “aislamiento en su propio mundo” o “incapacidad de sentir”, entre otros mitos y falsedades, leemos con frecuencia en los medios de comunicación «gobierno autista» o «fulanito es autista» cuando quieren expresar que ese gobierno o esa persona no cumple con su trabajo, no escucha, no se entera de la realidad, no muestra empatía con los problemas, es incapaz de ofrecer soluciones, carece de sentimientos, etc.

Entiendo que no hay mala intención, sino desconocimiento. Autismo no es sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo. Las personas con autismo sienten, interactúan, se comunican –con o sin lenguaje-, comparten, son luchadores natos que se esfuerzan a diario y les es difícil entender la ironía, los juegos de palabras o la mentira –pero hasta eso aprenden en muchos casos con la estimulación adecuada-. Si se conociera la realidad del autismo, a nadie se le ocurriría más que asociarlo con “superación”, “esfuerzo”, “nobleza”, “cariño” o “sensibilidad”.

La prevalencia del autismo hoy en día es lo suficientemente significativa como para promover acciones de información y sensibilización, con afirmaciones que se apoyen en evidencias científicas y ajustadas a la realidad. Según el Instituto de Salud Carlos III, uno de cada 150 niños presenta algún trastorno dentro del espectro. Hay más de 200.000 afectados en España y 67 millones en todo el mundo.

Por esta razón, celebramos cualquier intento de comprensión del autismo desde los medios de comunicación y la sociedad en general. No es una enfermedad, sino un síndrome que afecta de manera diferente a cada persona. Hoy en día, los avances se producen siempre y, muchas veces, a pasos de gigante. Con una estimulación adecuada, cuanto más intensa mejor, evolucionan hacia metas impensables hace unos años. Por eso, deberíamos luchar todos juntos para favorecer la inclusión y acabar con los prejuicios, los mitos o los usos peyorativos.

Atentamente,

Tu firma con nombre y apellidos, DNI y ciudad, antes de enviarla como carta al director.

1 comentarios:

Melisa dijo...

Creo qeu falta en el comunicado y en la web nuna forma de contacto bien visible: correo y teléfono o como mínimo correo, sobre todo para medios.

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.